Puedes darle un vistazo a Freedom24 como alternativa solvente.

Qué es un CFD y cómo funciona: la guía definitiva para su trading

Josep Garcia

20 noviembre, 2023

Recibimos compensación por muchos de los productos mencionados. Esto influye sobre qué productos escribimos y dónde aparecen, no influye en nuestras evaluaciones; consulta nuestra metodología. Este contenido es educacional y jamás ofrecemos recomendaciones de inversión.

Si estás mínimamente interesado en el mundo del trading online habrás escuchado en multitud de ocasiones el término CFD. Como ya habrás visto, en los brókers online, los CFD están por todas partes; CFD para arriba, CFD para abajo. Y, por ello, si es que no lo sabes ya, te preguntarás qué son, qué significan esas siglas y para qué sirven.

Pues bien, en este artículo voy a intentar responder a todas las preguntas que tengas, y puedas llegar a tener en el futuro, sobre los CFD.

Así, como aperitivo, déjame despejar la primera incógnita: las siglas CFD hacen referencia al concepto de “contrato por diferencia”. ¿Esto no te dice nada? ¿No te resuelve las dudas que tienes sobre este instrumento financiero? Pues sigue leyendo, e irás despejando todas las sombras.

Qué son los CFD: el resumen

El contrato por diferencia o, por sus siglas en inglés, CFD, es un tipo de derivado financiero bajo el que un trader y una entidad acuerdan intercambiarse la diferencia entre los precios de compra y venta de un activo subyacente de cualquier tipo: índices, acciones, divisas, tipos de interés, materias primas, etc.

Esta naturaleza del CFD, desde el punto de vista del inversor, aporta dos ventajas principales:

  • Permite invertir sobre el movimiento del precio en ambos sentidos. Lo que quiere decir que, por ejemplo, se puede ganar dinero si crees que el precio del oro va a subir (operar en largo), como si crees que va a bajar (operar en corto). Ojo que también se puede perder dinero tomando ambas posiciones.
  • Y, además, el CFD abre una puerta a operar en ambos sentidos sin la necesidad de adquirir en propiedad el activo sobre el que se invierte. Es decir: aunque un inversor opere con un CFD con el oro como activo subyacente, el inversor nunca será el propietario de dicha posición sobre oro. Algo que, agiliza inversión.

Estos son dos de los motivos principales por los que el CFD se ha convertido en un elemento muy habitual en el mercado del trading minorista online, sobre todo a raíz del boom de las criptomonedas. Todo ello pese a que los CFD son un producto financiero muy, pero que muy arriesgado.

Y es que, tal y como ya explicamos en el artículo dedicado al mercado Forex, el trading con CFD se basa en dos conceptos clave como son el apalancamiento y el margen, que explicaremos más adelante en esta misma pieza. Quédate, eso sí, que ambos son responsables de que la inversión con CFD conlleve un alto riesgo, y de que las pérdidas puedan ser incluso mayores que la inversión inicial cuando se utilizan.

Historia de los CFD

El origen de los Contratos por Diferencia, o CFD, está en los años 90 del siglo XX en Gran Bretaña, momento y lugar en el que se convirtieron en un elemento habitual de los mercados financieros.

¿Por qué razón?

Pues, principalmente, porque le venían muy bien a los actores que controlaban el mercado británico.

En un principio, la mayoría de usuarios de CFD eran fondos de cobertura u operadores institucionales, que buscaban compensar su exposición al mercado de la Bolsa de Londres. Con los contratos por diferencia, estos agentes evitaban impuestos y operaban con pequeños márgenes, y se protegían ante las potenciales pérdidas que ciertas posiciones podían acarrear. Con el paso del tiempo, además, extendieron el objetivo de los CFD más allá de las acciones de empresas que cotizaban en la bolsa londinense: materias primas, índices bursátiles, bonos, Forex, etc.

Fue poco antes de que comenzase el siglo XXI que este tipo de producto derivado se comenzó a ofrecer a los traders minoristas, a través de los primeros brokers online. A partir de ahí, su éxito fue brutal entre estos pequeños inversores, ya que se convirtió en una forma de especular en los mercados financieros sin la necesidad de adquirir en propiedad los activos en cuestión, oro, Bitcoins, acciones de Apple, divisas Forex, que, de otro modo, obligan a una inversión inicial muy alta.

Esto, por supuesto, es gracias al efecto del apalancamiento. Una herramienta que, a la vez que facilita el acceso al mercado, también aumenta sobremanera el riesgo de las operaciones.

Ventajas y desventajas de invertir en CFD

Como toda herramienta financiera o, más bien, como casi todo en la vida, el CFD cuenta con sus partes positivas y negativas, con sus pros y contras. Veámoslas:

Ventajas

Tipos de CFD negociados en Trading 212

Tipos de CFD negociados en Trading 212

  • A través de su propia naturaleza y del apalancamiento, los CFD permiten operar sobre los movimientos de precios y la liquidez de activos subyacentes que, mediante la inversión tradicional, obligarían a un capital inicial mucho mayor.
  • Al no adquirir propiedad del activo subyacente sobre el que opera, el inversor no debe abonar impuestos de transmisiones. También reduce los costes de custodia: imagina, por ejemplo, el coste de almacenar barriles de petróleo.
  • Ofrecen acceso a la más amplia gama de activos para la inversión: divisas, acciones, índices bursátiles, materias primas, criptomonedas, ETF y todo lo que te puedas imaginar.
  • Se puede operar en dos sentidos: a corto (cuando crees que el precio del activo subyacente va a disminuir) o a largo (si crees a que dicho valor va a subir).

Desventajas

Costes de financiación con eToro

  • Así como el apalancamiento permite acceder a una liquidez mucho mayor, esta herramienta tiene una contraparte negativa: si el mercado se mueve en tu contra, las posiciones con apalancamiento pueden provocar pérdidas mucho mayores que tu inversión inicial.
  • Por todo ello, el operar con CFD obliga a un profundo y detallado conocimiento de los mercados financieros sobre los que se quiere invertir, así como una comprensión total de instrumentos de inversión que ayudan a prevenir el riesgo, tales como el take profit y el stop loss.
  • El trading de contratos por diferencia no está expuesto a impuestos de transmisión, pero sí a los intereses diarios por mantener los CFD abiertos más de un día. Por ello, este tipo de inversión no es la más recomendable para movimientos a largo plazo.
  • Debido a que son un producto financiero derivado y extrabursátil u over-the-counter, los CFD no están regulados por ningún mercado organizado. Por ello, debes tener especial cuidado en operar junto a brokers financieros regulados y que cumplan con todas las reglamentaciones.

Para quién es la inversión en CFD

Estas ventajas y desventajas del trading de CFD deja una cosa clara: los contratos por diferencia son un elemento complejo, cuyo trading conlleva un gran riesgo y que, por lo tanto, no es apto para todo el mundo.

En mi opinión, para operar con CFD se debe tener un conocimiento muy amplio de los mercados, del funcionamiento de este instrumento en concreto y tener claro que, pese a todo, hasta el más experto está expuesto a grandes pérdidas con este tipo de productos derivados. Además, hay que tener el estómago para aguantar la presión derivada de ver el mercado moverse en tu contra y perder dinero rápidamente (por bueno que seas, esto sucederá en alguna ocasión).

Plataformas de trading de CFD más populares

Si no tienes muy claro qué brokers o plataformas de trading puedes usar para invertir en CFD, te dejo aquí una lista con las opciones más populares.

Mejores brokers para CFD de Forex Pros y Contras
El logo del bróker de NAGA

www.naga.com

  • Copy trading.
  • Variedad de plataformas.
  • Regulado por CySEC e inscrito en CNMV.
  • Inversión en crypto.

  • Pocos mercados y activos.
  • Diferencial + comisión.
  • Análisis técnico de las inversiones.

Disponible en: España, Alemania, Francia, México, Perú y otros países de LatAm.

Logo de Trading 212

www.trading212.com

  • Contacto con atención al usuario.
  • Generosa cuenta demo.
  • Regulado por CySEC y FCA. Inscrita en la CNMV.
  • Flexibilidad depósito de fondos (transferencia, tarjetas, PayPal, etc).

  • Apalancamiento fijo.
  • Sin sección de noticias.
  • Copy trading.
  • Sin plataformas de trading externas.
  • No disponible en Estados Unidos y LatAm.

Disponible en: España, Reino Unido, Francia, Alemania, Portugal, Italia y otros países de la Unión Europea.

Logo de IC Markets

www.icmarkets.com

  • Disponibilidad geográfica.
  • Distintas cuentas.
  • Plataformas externas (p.ej. MetaTrader).
  • Varias divisas para cuentas.

  • Diseño viejo.
  • Solo opera en CFD.
  • Soporte precario.
  • Pocos mercados disponibles.

Disponible en: España, Reino Unido, Australia, Estados Unidos, Alemania, México, Argentina, Perú, Francia, Uruguay, Chile o Venezuela.

El broker de IQ Option

www.iqoption.com

  • Diseño moderno.
  • Gráficos y análisis técnico.
  • Regulado en Europa.

  • Solo activos derivados.
  • Comisión de inactividad.
  • Broker algo lento.
  • Variedad de activos.

Broker de derivados AvaTrade

www.avatrade.com

  • Calculadora de comisiones y costes.
  • Calendario económico-financiero.
  • Regulado en Europa.

  • Mercados y activos.
  • Gráficos y análisis técnico pobres.
  • Comisión de inactividad.

Disponible en: España, Colombia, Argentina, México, Reino Unido, etc.

¿Cómo funcionan los CFD?

Muy en resumen, los CFD son un contrato entre dos partes, de las que una de ellas es el inversor. Con un contrato por diferencia, dicho inversor puede especular sobre el valor de un activo subyacente, que puede ser una acción, un par de divisas, criptomonedas, índices bursátiles, materias primas, etc., y especular a que su precio va a subir (operar a largo) o bajar (operar a corto).

Los elementos principales para entender un CFD son:

  • La horquilla o spread: que es la diferencia entre el precio de compra y el de venta de un CFD.
  • El coste de mantenimiento: una tasa a la que se debe hacer frente cada día que se mantenga abierta una posición con este tipo de producto derivado. También se llama coste de financiación o ‘overnight’.
  • El coste de intermediación: tasa por abrir o cerrar posiciones con CFD. Por lo general es un diferencial (o spread) entre el precio de venta y compra.
  • El apalancamiento y el margen: el apalancamiento es la herramienta que nos permite multiplicar el capital sobre el que podemos operar gracias a nuestra inversión inicial. Por ejemplo, un apalancamiento de 1:10 nos permite, con un margen de 10 euros, operar sobre una posición de 100 euros. Esto tanto nos puede aportar mayores beneficios como mayores pérdidas.

Dónde se negocian los CFD

Al ser un producto financiero derivado y extrabursátil (over-the-counter), los contratos por diferencia se suelen operar en plataformas de trading, fuera de la regulación de las particulares bolsas: la de Madrid, la de Frankfurt, la de Londres, etc.

Esta naturaleza del CFD hace que mi recomendación sea que siempre busques un bróker regulado por las autoridades financieras de tu país (o de uno del que te fíes), y que cuente con la mejor reputación posible entre clientes previos. En este sentido, lo peor que puedes hacer es apurarte a tomar una decisión y escoger el primer bróker que te ofrece una oferta jugosa. Los CFD son un elemento financiero de alto riesgo, y necesitas a alguien de total fiabilidad tu lado.

De hecho, tal es el riesgo de un producto como el CFD que está prohibido en países como EEUU o Singapur, y hasta la UE se ha visto obligada a publicar su propia normativa restringiendo su uso.

El apalancamiento

El apalancamiento es un concepto básico para invertir en los CFD. Por ponerlo muy resumido, es el instrumento por el cual un bróker nos permite multiplicar el acceso a la liquidez de nuestro capital inicial.

El apalancamiento se representa gráficamente con dos cifras separadas por dos puntos (1:10), donde la primera de ellas siempre es un 1 y la segunda es el multiplicador del apalancamiento.

Por ejemplo, imagínate que quieres abrir un CFD sobre una acción de la empresa Patatas Pepe, valorada en 1.000 euros. Pues bien, con un apalancamiento de 1:10 todo lo que necesitarías sería una inversión inicial de 100 euros. Vamos que depositando 100 € estarías invirtiendo por un valor de 1.000 €, ¿ves el peligro de esto no?

¿Lo positivo?

Que el apalancamiento te da acceso a una liquidez mucho mayor que tu inversión inicial: en el caso de la operación con Patatas Pepe, a los movimientos en el precio de una posición de 1.000 euros a cambio de solo aportar 100.

¿Lo negativo?

Que las pérdidas de la operación pueden superar las de tu inversión inicial. Si la acción de Patatas Pete cae 200 euros, tus pérdidas serán casi el doble de tu inversión.

El margen

El margen del apalancamiento, por su parte, es la inversión inicial requerida para abrir una posición apalancada. En el caso previo de Patatas Pepe, el margen serían esos 100 euros que luego, con el apalancamiento de 1:10, permiten operar una posición valorada en 1000 euros.

Y claro si la cotización de las acciones de Patatas Pepe se mueve en tu contra, digamos que pierde la mitad de su valor, el bróker te exigirá que añades más fondos para cubrir esas pérdidas. Así que, o añades más fondos, en este caso 50 € más, o el bróker terminará vendiendo tus CFD para cubrir ese margen.

Tipos de CFD

Aunque el funcionamiento y naturaleza del CFD es siempre la misma, podemos diferenciar varios tipos dependiendo del activo subyacente sobre el que operen. Así, los tipos de contratos por diferencia más habituales son los siguientes:

CFD disponibles con Plus500

Diferentes tipos de CFD

  • CFD sobre divisas Forex. Siendo los cruces más habituales aquellos que tienen al USD como una de sus divisas principales: EUR/USD, GBP/USD, JPY/USD, etc.
  • CFD sobre criptomonedas. Bitcoin, Ethereum, Ripple, Monero y el resto de divisas electrónicas que se han convertido en el producto de moda del mundo financiero. Y ojo, porque estos son de los CFD más volátiles que puedes negociar.
  • CFD sobre acciones. Títulos bursátiles de cualquier país, desde las cotizadísimas acciones de empresas tecnológicas como Apple, Meta, Tesla, o Alphabet; hasta otras mucho menos comentadas
  • CFD sobre índices bursátiles. DAX 40, IBEX 35, NASDAQ, S&P 500, etc.
  • CFD sobre ETF. Todos los fondos cotizados en los que puedas pensar, cada uno con sus objetivos más diversos.
  • CFD sobre materias primas. Desde el precio del barril de Brent hasta el valor del grano.
  • CFD sobre bonos. Emisiones de los respectivos bancos centrales internacionales.

Recuerda que al negociar CFD no negocias el activo real (p.ej. acciones, ETF, índices, etc.) sino que negocias un producto derivado de estos. Vamos, que si adquieres un CFD de Apple, no serás propietario de una porción de Apple.

Estrategias típicas de trading en CFD

Aunque existen multitud de estrategias para el trading con CFD, aquí vamos a analizar las tres principales. Fíjate como todas ellas cuentan con un carácter marcadamente cortoplacista, pues es el formato de inversión al que mejor se adapta el contrato por diferencia:

  • Scalping. Es una forma de operar que se basa en muchos movimientos muy cortos (de minutos), y busca sacar pequeños beneficios de un gran número de operaciones para ir acumulando un margen importante. Requiere de una gran concentración y de un bróker con comisiones muy bajas a la apertura de operaciones.
  • Intradía. Igual que el scalping, el trading intradía utiliza el análisis técnico como guía, pero lo hace con operaciones más largas, que incluso pueden llegar a ocupar la jornada entera. Requiere, eso sí, que se cierre la operación antes del cobro de una tasa rollover.
  • Swing trading. Una estrategia con una visión a medio plazo, y que se basa mucho más en el análisis fundamental. Sin embargo, al ser aplicada al trading con CFD, pierde mucho debido a las comisiones diarias que se cobran por tener abierto este instrumento cada 24 horas.

Ten en cuenta que no todas estas estrategias son permitidas por las plataformas de trading, así que antes de decidirte por una, dale consulta con tu bróker si la puedes usar.

Cómo ganar (y perder) dinero con el trading de CFD

La teoría es sencilla: el objetivo es anticiparse al movimiento en el precio de un activo subyacente. Para ello, hay dos vías:

Invertir en acciones de eToro a corto

  • Operar a largo. Quiere decir que se invierte de forma tradicional, intentando buscar un activo subyacente cuya valoración vaya a aumentar en el futuro a corto, medio, o largo plazo.
  • Operar a corto. Pero además del movimiento tradicional del punto anterior, los CFD también permiten especular contra el precio de un activo subyacente, anticipándose a unas supuestas pérdidas. Esto es lo que se llama operar a corto.

Ejemplos de trading de CFD

Sigamos con el ejemplo de Patatas Pepe, cuyo CFD sobre las acciones de la empresa digamos que cotiza a 98 euros por la venta y 100 por el de compra.

Entendiendo que el precio va a subir, decidimos abrir una posición larga comprando 100 acciones, con un apalancamiento de 1:10 y un margen inicial de 1.000 euros. La operación total es, por lo tanto, de 10.000 euros.

Aquí se abren dos opciones:

  • Opción con beneficios: El precio del CFD sube a 102 por la venta en solo cuatro horas, por lo que no tenemos que hacer frente a comisiones de mantenimiento. Pasamos a vender la posición por 10.200 euros. El beneficio total es 10.200 – 10.000 = 179.
  • Opción con pérdidas: El precio de venta del CFD solo sube a 100 y esperamos un día más a la espera de un movimiento alcista (lo que conlleva el pago de una tasa de mantenimiento del 0,5%, o sea, de 50 euros). Al día siguiente no hay movimiento y decidimos vender. Así pues: 10 000 – (10 000 + 50) = -50 euros. Un gran ejemplo de cómo se puede perder dinero con un CFD aunque el precio del activo subyacente haya subido.

Riesgos de invertir en CFD

Los riesgos principales del trading de CFD son cuatro:

  • El largo plazo. Los contratos por diferencia, por esas comisiones de financiación que se cobran cada noche que la posición se mantiene abierta, no son un producto que se adapte bien al trading a largo plazo. He ahí uno de sus riesgos: que requieren una atención constante si no se quiere incurrir en pérdidas solo en base a las comisiones.
  • Exposición y apalancamiento. Como ya he venido explicando en este artículo, el apalancamiento da acceso a una mayor exposición para la posición, pero eso tiene dos caras: puede provocar mayores beneficios, así como pérdidas.
  • Riesgo de ejecución. En mercados de gran volatilidad (como el de las criptomonedas, por ejemplo), puede suceder que el precio por el que intentas cerrar una operación no sea por el que, de hecho, lo consigues cerrar. Y esto puede ser un gran lastre a tu aspiración a los beneficios.
  • Riesgo de contraparte. Al no ser un mercado regulado, con el trading de CFD estarás en manos de una plataforma de trading con el que decidas operar, y siempre habrá un riesgo de quiebra, o suspensión de pagos. Intenta operar solo con los más fiables.

Comisiones y diferenciales de los CFD

Hay tres elementos principales para entender los gastos que conlleva una posición en el trading con contratos por diferencia:

  • Diferencial, horquilla o spread: es la diferencia que un bróker ofrece entre el precio de venta y compra de un CFD. Cuanto más ajustado sea, más fácil será conseguir beneficios para el inversor.

El diferencial es el margen existente entre el precio para vender o comprar un activo. Fuente: Forex.com.

El diferencial es el margen existente entre el precio para vender o comprar un activo. Fuente: Forex.com.

  • El coste de mantenimiento: tasa que se cobra al final de cada jornada de trading (las 17:00 horas de Nueva York, las 23:00 horas de Madrid) por mantener abierta una posición con CFD. Provoca que los CFD se adapten mejor a los movimientos a corto plazo. Recuerda que, si operas sin apalancamiento, este coste es nulo.
  • El coste de intermediación: comisión que un bróker aplica por abrir y cerrar las operaciones con CFD. Hay que tenerla muy en cuenta, sobre todo en estrategias como el scalping, que dependen de abrir un gran número de operaciones al día. Por lo general no se cobran comisiones por abrir y cerrar posiciones, y las plataformas de trading cobran ‘solo’ el diferencial.

Alternativas a la inversión en CFD

  • Compra de activos al contado: como en el caso previo que he explicado acerca de las acciones, esto conlleva unos gastos iniciales mucho mayores, más seguridad y mejor adaptabilidad a movimientos a largo plazo. Si quieres operar con acciones, puedes mirar DEGIRO o Freedom24MyInvestor.
  • Futuros: el concepto es similar, pero mientras que los CFD permiten especular sin un plazo definido de tiempo, el contrato de futuro cuenta con una fecha futura y por un precio determinado por el que se va a cerrar. El riesgo es también enorme.
  • Opciones barrera: las ofrece IG Markets y, con ellas, la pérdida máxima solo puede ser del nivel del margen; es decir, de la inversión inicial.

Últimas reflexiones sobre los CFD

Por resumir lo que he venido comentando hasta el momento sobre el trading de CFD, quiero decir que operar con un instrumento derivado y extrabursátil como este conlleva un riesgo enorme. Por ello, su utilización debería estar restringida a operadores con amplio conocimiento del mercado.

Si no tienes muy claro qué son los derivados y te has dado cuenta de que el riesgo es mucho mayor de lo que pensabas al hacer trading de CFD, puedes echarle un vistazo a alternativas como las acciones o ETF, y los fondos o carteras indexadas de plataformas como Indexa Capital o MyInvestor.

Por el resto, entre sus puntos fuertes, cabe destacar lo bien que se adapta a operaciones a corto plazo, y lo reducido de sus costes iniciales de inversión.

Espero que con este artículo hayas tenido acceso, al menos, a los conceptos básicos del trading de contratos por diferencia, y que hayas respondido a la pregunta de qué es un CFD. Cualquier otra duda que tengas, no dudes en dejarla en los comentarios, e intentaré resolverla en el menor plazo de tiempo posible.

Fuentes consultadas para esta guía sobre qué es un CFD

www.wikipedia.org
www.cmcmarkets.com
www.eleconomista.es
www.cnmv.es
www.elpaisfinanciero.com
www.investopedia.com
www.bbva.com
www.enbolsa.net

Actualizaciones de este artículo sobre CFD

26.07.23 – Riesgos actualizados.
08.07.23 – Ganar dinero con CFD.
15.05.23 – Tipos de CFD explicados.
10.04.23 – Clarificación sobre el margen al invertir en CFD.
31.03.23 – Efectos del apalancamiento en los CFD.
08.03.23 – Actualización alternativas de inversión en CFD.
16.02.23 – Negociación de CFD y mercados info.
16.01.23 – Funcionamiento de los CFD añadido
14.11.22 – Primera redacción guía qué son los CFD

Josep Garcia

Soy Josep Garcia y me apasionan finanzas. Formado en la Universidad de Barcelona y la UOC, quise combinar dos de mis grandes pasiones: la divulgación online y las finanzas. Experto bancario y asesor financiero certificado por EFPA European Investment Practitioner (Asociado #37363). El contenido que encuentras en este sitio web es solo educacional, y no ofrecemos servicios de asesoramiento financiero. No nos haremos responsables del perjuicio que puedas tener.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments